Retenedores dentales, ¿qué son?

Retenedores dentales, ¿qué son?

Después de largos meses con tu tratamiento has conseguido el resultado que buscabas. Es el momento de quitarte la ortodoncia y disfrutar de una sonrisa perfecta desde el minuto uno. Pero la cosa no termina aquí, para mantener los resultados es muy importante la fase de retención. ¿Quieres saber en qué consiste? En el siguiente post te explicamos todo lo que debes saber sobre los retenedores dentales.

¿Para qué sirven?

Los retenedores dentales de ortodoncia son aparatos que se colocan con el objetivo de que, una vez terminado el proceso de ortodoncia, los dientes no se desplacen ni vuelvan a su posición original.

Es muy común que muchos pacientes lleguen a consulta tiempo después de haber llevado ortodoncia con el problema de que sus dientes se han movido y ya no tiene la sonrisa que les gustaría. El fin de los retenedores dentales es evitarlo, ayudando a mantener unos dientes perfectos siempre.

La fase de retención debe ser respetada si quieres conservar los resultados de tu tratamiento.

Tipo de retenedores y diferencias

Los retenedores dentales pueden ser de dos tipos: fijos o móviles. ¿Quieres saber las diferencias entre ellos?

  • Retenedores fijos: Se tarta de unas finas láminas de alambre trenzado que se colocan cementadas en la parte interior de los dientes de canino a canino, tanto en la arcada superior como en la inferior. Se utilizan en casos de inestabilidad intraarticular donde es necesario hacer una retención prolongada en el tiempo. 

Estos retenedores son estéticos, puesto que van colocados en la cara interna de la dentadura, y muy cómodos, ya que no generan roce ni intervienen en el habla.

  • Retenedores móviles:  son unas férulas transparentes realizadas a medida de la boca del paciente. También son estéticos, ya que su aspecto es muy parecido a los alineadores de Invisalign, pero no completamente imperceptibles. La férula de mantenimiento de ortodoncia hace que sea más fácil de retirar a la hora de comer, lavarte los dientes o hacer deporte lo que para algunos pacientes supone un punto positivo.

¿Cómo sé lo que es mejor para mi?

La fase de retención es clave para garantizar los resultados duraderos de tu tratamiento de ortodoncia. La mejor forma de asegurarte de que el modelo de retención es el adecuado es llevando a cabo un proceso de diagnóstico personalizado. El seguimiento de tu tratamiento debe ser llevado a cabo por profesionales que garanticen el éxito de tu sonrisa.

En la clínica Garden nuestra prioridad es siempre ayudarte a recuperar tu sonrisa, con un proceso mano a mano con el paciente, en el que la comunicación y el compromiso lo son todo. Un tratamiento personalizado y específico para tus problemas es lo que garantiza el éxito. ¿Tienes alguna pregunta? ¡No dudes en consultarnos! 

Pide tu cita aquí

Leave a comment