Pasta y enjuague bucal, ¿qué es mejor para mis hij@s?

Pasta y enjuague bucal, ¿qué es mejor para mis hij@s?

Las pastas dentífricas y los enjuagues bucales para niños suelen tener originales sabores e imágenes infantiles que provocan que sea más divertido para ellos cuidar su boca. Aunque puedes dar a tu hij@ una pasta dental para niños desde la infancia, se recomienda que esperes hasta cierta edad antes de darle algún tipo de enjuague bucal.

¿Qué pasta de dientes debo usar con mi hij@?

Lo importante que debemos saber en relación a las pastas de dientes es si nuestro niñ@ necesita un suplemento de flúor o no. ¿ Es bueno el flúor? ¿ Que pasta fluoroda es la mejor?  La odontopediatra  deberá evaluar el riesgo individual de caries de tu hij@ para decidir sobre el tipo y frecuencia de administración del flúor.

Las cantidades de flúor en las pastas dentífricas recomendadas por la Sociedad Española De Odontopediatra son: De 0 a 2-3 años deberán usar pasta de dientes con 1000 ppm de flúor ( 2 veces al día con una cantidad mínima de pasta dentífrica en el cepillo). De 3 a 6 años, deberán usar pasta de dientes de entre 1000 ppm a 1450 ppm de flúor ( 2 veces al día como mínimo con una cantidad de pasta semejante a un garbanzo).

¿ Qué enjuague administro y cuándo?

El enjuague bucal está hecho para potenciar los efectos de la higiene oral diaria ( uso del hilo dental y del cepillo dental). Puede ayudar a los niños a tener un aliento más fresco, si esto les preocupa. Los enjuagues bucales también pueden contener flúor y brindan una dosis adicional de protección contra las caries para niños de más de 6 años. Si su hijo está en tratamiento de ortodoncia, el enjuague bucal puede ayudar a desplazar los restos de comida que se depositan entre los brackets u aparatos. Usar enjuague bucal también puede ayudar a los niños que todavía no dominan el cepillado ni el uso del hilo dental, y les permite llegar a lugares de difícil acceso.

Los enjuagues bucales comercializados para uso doméstico cotidiano suelen contener entre 230 y 500 ppm de ión flúor, mientras que los colutorios destinados a un uso semanal o quincenal suelen contener 900 ppm ión flúor. El profesional será el indicado de combinar pasta y colutorio si el niñ@ lo necesita.

Se recomienda usar el enjuague bucal en niños mayores de 5-6 años, que sepan enjuagarse y escupir correctamente, para evitar que ingiera el colutorio accidentalmente. Podemos comprobar si el niño esta preparado mediante enjuagues con agua.

Debido a que el enjuague bucal no es necesario para todos los niños, consúltelo con el odontopediatra de su hij@ antes de usarlo.

Tipos de enjuagues infantiles

Es importante que los padres sepan sobre la variedad de enjuagues infantiles que hay en el mercado para poder elegir el que más se adapte a las necesidades de sus hijos pues no todos son iguales y sirven para lo mismo.

  • Enjuagues pre-cepillado: tiñen de color azul los dientes para que el niño vea y valore si el cepillado que realiza es correcto. Posteriormente promueven una limpieza más minuciosa y de mayor tiempo ya que deberán eliminar por completo el color azul de sus dientes, ayudándoles a aprender una técnica de higiene adecuada.
  • Enjuagues post-cepillado anticaries: Enjuagues de flúor diario o de 0’05% de NaF (220 ppmF), para usar todos los días o enjuagues de flúor semanales o de 0’20% de NaF (900 ppmF), para usar una vez a la semana.

Mecanismo de acción del flúor

El flúor tópico es una excelente herramienta para proteger al esmalte del ataque ácido bacteriano y reducir el riesgo de caries de los niños. Tras salir los dientes, el flúor remineraliza el esmalte. Cuando cepillas tus dientes con pasta dentífrica fluorada o productos dentales fluorados, se aplica a la superficie de los dientes.
Además, el flúor que consumimos en las comidas y bebidas continúa aportando un beneficio tópico, porque entra a formar parte de la saliva y ayuda a reconstruir el esmalte de los dientes debilitados

Fluorosis dental

La fluorosis dental es una condición que aparece como resultado de la ingesta de demasiado flúor durante el periodo de desarrollo de los dientes, generalmente desde que se nace hasta que se cumplen 6-8 años.