“Disfunción Craneomandibular hace referencia a un conjunto de patologías y situaciones clínicas que tienen en común la posibilidad de provocar dolor y/o alteraciones funcionales del aparato masticatorio.”

¿Qué es? ¿Cuáles son sus causas?

Se denomina articulación témporo-mandibular (ATM) a la articulación que se forma en el lugar de unión entre los huesos del cráneo y los de la mandíbula a ambos lados de la cabeza.

El término Disfunción Cráneomandibular (DCM) hace referencia a un conjunto de patologías y situaciones clínicas que tienen en común la posibilidad de provocar dolor y/o alteraciones funcionales del aparato masticatorio, fundamentalmente en las ATM y la musculatura asociada cráneo-cervical.

Las causas más frecuentes de esta disfunción son las situaciones de inestabilidad en la oclusión (forma en la que encajan los dientes superiores con los inferiores), los traumatismos cráneo-faciales, ciertas alteraciones psicológicas (ansiedad, estrés o depresión) que cursan con bruxismo (rechinamiento y/o apretamiento de los dientes), o la presencia de enfermedades generalizadas como la artritis reumatoide o la fibromialgia, que pueden afectar a las ATMs y a la musculatura masticatoria, respectivamente.

¿Cuál son los síntomas de la DCM?

Debido a la importancia de este complejo articular y sus funciones (permite hablar, comer, masticar y bostezar), la DCM puede ocasionarle al paciente una serie de trastornos, como:

    • Dolor en la cara, mandíbula o cuello.
    • Bloqueo o limitación en el movimiento de la mandíbula.
    • Rigidez en la mandíbula y sus músculos.
    • Ruidos semejantes a chasquidos que provocan dolor en la articulación de la mandíbula al abrir y cerrar la boca.
    • Cambios en el encaje entre los dientes superiores e inferiores.

¿Para quién está indicado este tratamiento?

Para aquellos pacientes que sufran:

    • Pacientes que tengan dificultad masticatoria asociada a una maloclusión dentaria.
    • Pacientes que sufren dolor mandibular al levantarse por las mañanas por la presencia de bruxismo nocturno.
    • Pacientes que presentan chasquidos o bloqueos a nivel de la ATM durante el movimiento mandibular o la masticación.

Tratamiento de la DCM

El tratamiento de los TTM es variado y multidisciplinar, pudiéndose aplicar distintas técnicas:

Hábitos conservadores
hábitos sencillos para aliviar el dolor
1

Autocuidado: IIngerir comida blanda, aplicar bolsas de hielo en la zona, no realizar movimientos extremos de la zona mandibular (como grandes bostezos, cantar demasiado fuerte, reírse a carcajadas, comer a mordiscos o masticar chicle).

Osteopatía/Fisioterapia.

Técnicas de relajación o de reducción del estrés con técnicas de respiración diafragmática, Mindfullness o Biofeedback y realizar suaves estiramientos de la zona mandibular y ejercicios relajantes que puedan aumentar el movimiento en la zona.

Farmacoterapia: Analgésicos o antidepresivos.

Férulas de estabilización: Son protectores de plástico que se encajan en los dientes superiores o inferiores, se llevan durante un periodo corto de tiempo ya que te cambia la mordida.

Infiltraciones musculares ( anestésicos, ozono médico o Botox®).

Tratamientos invasivos irreversibles
2


Ortodoncia para cambiar y equilibrar la mordida.

Rehabilitación fija (coronas y puentes ) para equilibrar la mordida

Ajuste oclusal

Férulas de reposicionamiento, un aparato ortopédico capaz de alterar la mordida de forma permanente.

Cirugía (artrocentesis, artroscopia o cirugía abierta) Deben evitarse en la medida de lo posible,ya que son irreversibles.

Implantes de las articulaciones.

Preguntas frecuentes

Los pacientes con este tipo de trastornos de la Articulación Temporomandibular son pacientes que podríamos definir como crónicos por lo que el paciente precisa de seguimiento por parte del profesional y visitas con intervalos que varían en función de cada situación a lo largo de su vida.

Las férulas necesitan un tiempo de adaptación y existe a veces un dolor los primeros días debido a la reprogramación muscular. Esos dolores deberán pasar en unos días.

Es normal que pueda existir un aumento de salivación hasta que la boca se acostumbre a tener el ” elemento extraño” en boca.

La función de este dispositivo es evitar el rozamiento entre la mordida de los dientes inferiores y superiores de tal manera que en lugar de producirse un desgaste en el esmalte dental dicho desgaste se produzca en la férula.

La férula dental está hecha de una resina absolutamente inocua para el organismo 100% seguro para la salud.

En la mayoría de los pacientes se diagnóstica bruxismo nocturno y es por ello por lo cual se indica el uso de la férula dental de descarga durante la noche,  mientras dormimos. En cualquier caso el uso de la férula de descarga no está contraindicada durante el día.  Si notamos que se produce el acto de apretar los dientes, sobre todo en situaciones de ansiedad o estrés , en el trabajo, etc. puede ser interesante utilizar la férula de descarga durante el día.

Pide tu cita o llámanos y te asesoramos

984 681 055
Pedir cita