¿Tengo piorrea, qué es eso?

¿Tengo piorrea, qué es eso?

Muchos pacientes acuden a la consulta porque tienen periodontitis ( comúnmente llamada piorrea). Les preocupa cómo se cura y si es hereditaria. Para contestar a estas preguntas, vamos a hacer un breve inciso sobre aspectos que debemos saber.

Las enfermedades periodontales ponen en riesgo nuestra salud bucodental y la viabilidad de las piezas dentarias. Según la SEPA ( Sociedad Española de Periodoncia y osteointegración) las enfermedades periodontales aparecen en 8 de 10 sujetos mayores de 35 años, lo que les hace ser muy común en la sociedad. Entre todas ellas, las más asiduas son:

Gingivitis:

Es una forma leve de enfermedad periodontal reversible, es decir, que se puede curar. El 90% es de origen bacteriano por lo que está asociada a una déficit de higiene bucodental.

Se presenta con

1) inflamación gingival

2) enrojecimiento

3) sangrado de encías

4) ausencia de pérdida de hueso. 

La higiene oral es un punto determinante a la hora de aparición de estas enfermedades, pero existen otras causas que pueden provocar su aparición:

– Alteraciones hormonales

– Alteraciones alimentarias ( deficits vitamínicos)

– Tratamientos farmacológicos

– Embarazo

Periodontitis

Se define como una enfermedad periodontal crónica, no reversible donde existe pérdida de hueso. Su causa principal también es bacteriana pero existen otros puntos asociados a tener en cuenta:

– Factor genético ( esto no significa que sea hereditaria como tal, sino que existe una predisposición a padecerla).

– Evolución de gingivitis no tratada en el tiempo.

– Malposición dentaria. 

Síntomas y/o signos.

– Inflamación y enrojecimiento de encías

– Pérdida ósea

– Sangrado al sondaje.

– Recesión gingival

– Exposición radicular

-Movilidad dentaria

– Halitosis ( mal aliento)

– Sensibilidad de dientes o encías

– Aparición de huecos entre los dientes debido a la separación entre dientes y encías.

Debemos señalar que una de las característica que tiene esta enfermedad es que cursa en brotes (exacerbación- remisión). Por lo que la convierte en una patología de progresión lenta pero crónica. 

Factores de riesgo que debemos tener en cuenta:

  • Tabaco ( las enfermedades periodontales se desarrollan con más rapidez en fumadores).
  • Alcohol
  • Mala higiene
  • Enfermedades sistémicas, como por ejemplo la diabetes.
  • Las mujeres embarazadas tiene mayor  posibilidad de padecer periodontitis gestacional.
  • Edad

Tratamiento

-Eliminar la placa y el cálculo ( raspado y alisado radicular). 

-Motivación del paciente en higiene e importancia del mantenimiento periodontal.

– Quirúrgico- Cirugía resectiva, degenerativa o mucogingival

Siendo una enfermedad crónica ( la periodontitis se estabiliza pero no se cura).

Es fundamental realizar mantenimiento periódicos ( según le recomiende nuestro especialista, cada 3-4-6 meses) en función de las necesidades de cada paciente.

¿ La piorrea es hereditaria?

Los pacientes que padecen piorrea, nos cuentan en nuestra clínica dental de Gijón que uno o sus dos progenitores han tenido problemas de encías y han perdido prematuramente los dientes.

La periodontitis es causada por la infección de la encía y el hueso que rodean y sujetan al diente. 

El cuerpo humano reacciona de formas diferentes: mientras en unos pacientes, una pequeña infección produce  mucha sintomatología, en otros sujetos, una infección importante, puede producir escasos síntomas. 

Por lo que esta patología no es hereditaria como tal, pero la capacidad del individuo de estar protegido o ser muy sensible a los problemas periodontales sí es en parte hereditaria. Se han identificado los genes de la susceptibilidad a la periodontitis y esta susceptibilidad se puede transmitir de padres a hijos ( carácter familiar-hereditario).

¿ Se puede contagiar?

Como la enfermedad periodontal está dentro del grupo de patologías infecciosas, sí puede contagiarse de una persona a otra. Sin embargo, este contagio no es fácil que se produzca, tienen que sucederse una serie de circunstancias. Por ejemplo, la persona sana debe ser susceptible de padecer la enfermedad. El contacto entre la persona afectada y la persona sana tiene que ser constante y prolongado en el tiempo.

Por ejemplo, la piorrea podría contagiarse mediante la transmisión de la saliva en parejas estables tras múltiples contactos en el tiempo.

Leave a comment