Apnea del sueño: qué es y cómo tratarlo

Apnea del sueño: qué es y cómo tratarlo

Roncar mientras dormimos no tiene por qué ser alarmante, siempre y cuando el sondo no vaya acompañado de pausas repetidas que se alarguen en el tiempo. En ese caso, la persona podría estar sufriendo apnea del sueño, un trastorno respiratorio que provoca interrupciones en la respiración mientras dormimos.

¿Qué es y por qué se produce la apnea del sueño?

La apnea del sueño es un trastorno que se caracteriza porque la persona que lo padece deja de respirar durante unos segundos cuando duerme o tiene una respiración más superficial. 


El síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS), es el tipo más común de apnea y afecta a un 6-8 por ciento de la población adulta. Se caracteriza por pequeños despertares que pasan inadvertidos y dan como resultado un sueño de mala calidad y nada reparador. 

¿Cómo saber si tenemos apnea del sueño?

Podemos sospechar de la existencia de apnea del sueño si observamos la denominada “triada clínica”. Está formada por: ronquidos, hipersomina diuarna y pausas en la respiración observadas por la persona que duerme con nosotros. 

Se puede considerar que padecemos este trastorno si las interrupciones duran más de 10 segundos y se producen más de siete a la hora. 

¿Qué consecuencias tiene la apnea para el sueño?

El sueño está formado por una serie de dases cíclicas que se repiten en varias veces a lo largo de la noche. Con la apnea se produce un fragmento del sueño porque cada episodio termina con un micro despertar, más o menos perceptible.

Al romper con la estructura natural del sueño se producen ciertos desajustes importantes en nuestro organismo. El más evidente es la sensación de no haber descansado. Es un efecto muy real, pero suele desconcertar a quien sufre de apnea porque no recuerda haberse despertado.

La somnolencia y cansancio provocan dolor de cabeza, sequedad de boca y son un peligro en el día a día. 

¿Cómo tratar la apnea del sueño?

Se puede tratar con el CPAP (Presión positiva continua en las vías respiratorias), un dispositivo que el paciente debe colocarse mientras duerme con el fin de detectar los cortes en la respiración y poder así evitarlos. De esta forma la persona puede dormir cómodamente y su cerebro puede descansar, por lo que, con el tiempo, la sensación de fatiga desaparece. Además con este aparato el paciente deja de roncar. 

Leave a comment