¿Cuándo es el momento para realizar una limpieza bucal infantil?

¿Cuándo es el momento para realizar una limpieza bucal infantil?

Muchas veces nos preguntáis cuando es el mejor momento para realizar una limpieza bucal infantil. Pese a que sea una duda común para muchas familias lo cierto es que este proceso no es recomendable y no se realizan limpiezas en niños o niñas.

¿Por qué no son recomendables las limpiezas para los más pequeños?

Los hábitos de higiene bucodental comienzan desde la infancia. Ahora es el mejor momento para que los pequeños de la casa empiecen a ser conscientes de lo importante que es cuidar su boca.

Con una adecuada higiene, que se adapte a las necesidades específica de cada niño o niña conseguiremos prevenir problemas futuros sin necesidad de recurrir a lo que puede ser para ellos una agresiva limpieza bucal.

La importancia y, por ello, la respuesta a la pregunta, recae en un solo concepto: unos buenos hábitos de higiene dental.

¿Cuáles son las pautas de higiene recomendables?

Como muchas veces lo hemos oído: una alimentación saludable es la base fundamental. No solo para la salud general, la dieta tiene también un gran impacto en la salud bucodental de pequeños y mayores. Evitar alimentos azucarados o ácidos puede ayudarnos fácilmente a prevenir problemas futuros.

Otra de los grandes consejos que favorecerá la buena salud dental es evitar morderse las uñas o masticar bolis o lápices. Muchos niños y niñas adquieren este tipo de hábitos perjudiciales de forma temprana y estar atentos a este tipo conductas es clave para que no se prolonguen en el tiempo.

El cepillado es un clásico de unos hábitos  de higiene bucodental adecuados.  Los más pequeños deben aprender a cepillar sus dientes tres veces al día durante 2-3 minutos. Debemos recordarles también que el más importante es el de la noche, hacer una rutina nocturna en la que el cepillado juegue un papel primordial es una buena forma de consolidar este hábito.

En lo referente al tipo de pasta y cantidad que utilizar la respuesta varía según las necesidades específicas de cada niño o niña. De igual forma que para los adultos, la mejor forma de estar seguros de que estamos utilizando los productos adecuados es consultar con tu odontopediatra.

El odontopediatra es el especialista capaz de solucionar problemas de salud dental como los hábitos de higiene dental, caries o tratamientos de ortodoncia a tiempo, que son la primera solución hacia una salud dental en nuestra etapa de madurez.

Lo más importante: visita al dentista

La mejor forma de prevenir problemas de salud bucodental es que los más pequeños realicen las visitas recomendadas al dentista. A partir de la salida de los primeros dientes de leche debemos llevar a nuestros hijos al dentista.

No solo es la forma más efectiva de asegurarnos la prevención de problemas y transmitir la importancia del cuidado bucodental, sino que ayudamos a que se familiaricen con la consulta.  Recordemos siempre que lo más importante es su salud.

Pide tu cita aquí