¿En qué consiste un estudio de ortodoncia completo?¿Cómo saber que está bien hecho?

¿En qué consiste un estudio de ortodoncia completo?¿Cómo saber que está bien hecho?

Antes de empezar un tratamiento de ortodoncia se el estudio previo de ortodoncia completo, pero muchas veces no sabemos en que consiste este procedimiento en concreto y nos puede generar rechazo. Para evitar estos comportamientos os explicamos que procesos incluye el estudio.

Estudio de ortodoncia completo

El estudio de ortodoncia es fundamental e imprescindible para empezar un tratamiento de ortodoncia, ya que con él, tu ortodoncista, va a obtener un diagnóstico completo sobre el que planificará el tratamiento adecuado. Ese el elemento fundamental que marcará el éxito o fracaso del procedimiento, evitando imprevistos que retrasen o dificulten el proceso.

brackets metálicos

Un estudio de ortodoncia es un completo análisis de las estructuras óseas y dentarias de una persona que se va a someter a un tratamiento ortodóncico y/o ortopédico.

Dicho estudio es, pues, lo primero que debe realizarse antes de colocar la aparatología que corregirá la posición de los dientes.

¿Qué registros se deben tomar para hacer un estudio?

El estudio de ortodoncia que realizamos en nuestra clínica dental es muy completo. En él, se llevan a cabo las siguientes pruebas diagnósticas:

  • Fotografías intraorales ( se observa el apiñamiento, la mordida, etc) y extraorales ( donde valoraremos análisis sobre la simetría facial, la estética de los labios o el perfil facial…)
  • Impresiones para tener unos modelos de escayola de tu boca  o modelos obtenidos con un escáner intraoral en 3D.
  • Una telerradiografía y una ortopantomografía. Donde realizaremos las medidas  para determinar varios parámetros como son la distancia y la relación entre las diferentes estructuras faciales ( huesos, dientes, músculos…) y compararlos con los patrones de normalidad:
    • Tamaño de tus maxilares y la relación que hay entre ellos
    • Angulaciones de los dientes y posición de los mismos con respecto a los  maxilares
    • Relación esquelética para determinar el tipo de oclusión.
    • Posibles asimetrías del paciente.
    • Relación y tamaño que hay entre los huesos de tu cabeza.
    • Si tus labios están retruidos o protuidos.

Con toda esta información,  nos aseguramos un buen diagnóstico y un buen fin de tratamiento. También es una herramienta para usted, que dispondrá de la información necesaria para poder valorar su evolución a lo largo de todo el proceso ortodóncico.