Gingivitis: causas, síntomas, tratamiento y prevención

Gingivitis: causas, síntomas, tratamiento y prevención

La gingivitis, conocida también como enfermedad de las encías, afecta prácticamente al 90% de la población adulta. Esta es la etapa temprana de la enfermedad de las encías causada por la acumulación de placa, una biopelícula que contiene bacterias en los tejidos que rodean los dientes. La inflamación derivada es causada por la acumulación de dicha placa. Si se deja sin tratar, esta puede derivar en una enfermedad más grave conocida como periodontitis, conduciendo finalmente a la pérdida de dientes.

Esta enfermedad afecta a un número tan alto de la población que muchas personas incluso se han acostumbrado a ese ligero sangrado que se produce cuando se lavan los dientes. 

¿Qué causa la Gingivitis? 

Generalmente está causada por la acumulación de placa. La placa es un depósito de bacterias, muy pegajoso, de color amarillo pálido que se acumula regularmente en los dientes, si estos no son cepillados regularmente. Las bacterias producen ácidos que atacan en el esmalte dental y dañan las encías. Existen otras causas como pueden ser, los cambios hormonales, fumar tabaco, tomar ciertos medicamentos, malos hábitos de cepillo y genética.

¿Cómo identificarlo? 

Si se presentan alguno o varios de los siguientes síntomas es posible que tengas gingivitis, aunque deberá visitarte un especialista para diagnosticarlo adecuadamente.

  • Encías enrojecidas y/o inflamadas.
  • Encías sensibles al tacto, aunque no duelan. 
  • Sangrado al cepillarte de los dientes o pasarte el hilo dental. 
  • Mal aliento o mal sabor de boca.
  • Encías retraídas, que hacen que los dientes de vean más alargados. 

¿Cómo solucionarlo? 

En casa lo más importante es seguir una buena higiene bucal, y seguir todos estos pasos:

  •  Cepilla dos veces al día con un cepillo de dientes eléctrico para ayudar a eliminar la placa bacteriana de sus tus dientes.
  • Asegúrate de usar una pasta de dientes anti-gingivitis o anti-placa que contenga fluoruro para fortalecer los dientes y prevenir el daño que las bacterias en la placa causan a medida que se acumula en los dientes durante el día. 
  • Después de cepillarte, enjuaga bien con un enjuague bucal antibacteriano para ayudar a combatir la placa, la gingivitis y el mal aliento y llegar a esos lugares difíciles de alcanzar donde las bacterias de la placa pueden esconderse.
  • Usa hilo dental al menos una vez al día para eliminar las partículas de comida y la placa entre los dientes.

Ten en cuenta que tus encías pueden seguir sangrando por un período de tiempo; Sin embargo, es importante seguir cepillando y usando hilo dental. Eliminar la placa es esencial para mejorar la salud de las encías. 

Por último, no olvides la importancia de visitar a un profesional dental regularmente para un chequeo y para discutir cualquier pregunta que pueda tener. Ponte en contacto con nosotros para que te asesoremos en todo el proceso y solventemos tus inquietudes. 

Leave a comment